POR LAS VENAS CORRE LA LUZ
Aportaciones científicas que son base fundamental de la medicina complementaria e integrativa
 
Antecedentes
 
La Dra. Esther del Río Serrano, investigadora mexicana, Químico biólogo de carrera, cuenta con la maestría y doctorado en Bioquímica, se ha dedicado a estudiar las relaciones bioquímicas que suceden cuando la célula cursa por un grado determinado de enfermedad o desequilibrio y los fenómenos físico-químicos que se establecen en el entorno de la célula enferma. Ha llegado a conclusiones muy interesantes en donde se involucra la transferencia de energía electromagnética entre moléculas tridimensionales, el agua cristal liquido en forma de clatratos y la retroalimentación de energía electromagnética que ejerce la red de magnetitas oxidadas y reducidas, que se encuentra en todo organismo vivo.
 
La Dra. Del Río ha podido conjugar una serie de elementos, producto de sus investigaciones, que a la vez corrigen el desequilibrio celular, mantiene la homeostasis, aumenta la resistencia a las enfermedades y retrasa el proceso de envejecimiento.
 
Parte de estas investigaciones se han realizado con la participación de la Dra. Medico Cirujano Esther Patricia Pérez del Río, egresada de la Universidad La Salle, quien además cuenta con otros estudios en Medicinas Alternativas Terapéuticas y Medicina del Trabajo. Actualmente esta trabajando junto con la Dra. del Rió en el campo de los cristales líquidos y las respuestas neuronales de alta vibración, en apoyo a otros investigadores.
 
Contenido
 
Generalmente cuando se aborda una enfermedad se trata de evitar el malestar que es lo que esta produciendo dolor o perdida de alguna facultad, pero se es indiferente a la causa que origino el trastorno, la cual pudo haber sido de origen bioquímico, o aun mas complicado, un desequilibrio de origen físico cuántico. Para la comprensión de todo esto, tenemos que incorporar al conocimiento biológico, y por ende del cuerpo humano, dos nuevos conceptos: el agua que forma el biosistema, se encuentra en forma de clatrato que es un dodeicosaedro con caras hexagonales y pentagonales, este estado de la materia recibe el nombre de mesomórfico coloidal, o cristal líquido, el mantenimiento de los cristales líquidos dentro del cuerpo es de vital importancia para mantener la salud física y mental.
Además de introducirnos al concepto de que el hombre es la mejor computadora del mundo. Y que este cristal liquido que actúa como unidad de memoria lo hace virtualmente cibernético, teniendo comunicación no solo por los cinco sentidos conocidos sino por doce correspondientes al sistema magnético - cristal liquido que comunica todo lo que acontece dentro y fuera del organismo así como la receptoria de toda información que es capturada por el cerebro o disco duro.
 
Otro conocimiento que es imperativo que se tome en cuenta, es la existencia de una red de macromoléculas (más grandes que la célula), de oxido-ferroso y oxido férrico, que se encuentran geográficamente instaladas, en todo el organismo y que trabajan en forma alternativa produciendo energía electromagnética. Observándose acumulaciones más densas de estas magnetitas a todo lo largo de la columna vertebral conformando formas esféricas en los lugares correspondientes a las glándulas más importantes del cuerpo. Esto concuerda con los chacras o acumuladores de energía que se mencionan desde hace 5000 años A.C. en la medicina ayurvédica y que están recopilados en los dos libros “el del equilibrio, de la energía y la salud” y “el quirúrgico”, en donde termina la enfermedad que no tiene solución por los métodos mencionado en el primer libro. Ambos escritos por los vedas 2500 años A.C.
 
Estos dos conocimientos por ahora, bastante difícil de comprender, pero de base totalmente científica, nos llevan a incursionar, sobre la seriedad que tienen las alternativas terapéuticas. Como la acupuntura, el campo magnético pulsante, la homeopatía, el biomagnetismo etc. Que se encuentran relacionadas con la corrección de estos campos magnéticos o sistemas magnéticos y la existencia de los cristales líquidos, como medio de comunicación entre: célula-célula o bien, magnetita-cristal liquido-célula, neurotransmisor etc.
 
Las características de la materia viva son: el movimiento y el orden en su organización, para ello se requiere que el agua que es la sustancia mas abundante en la materia viva, se encuentre en formas de cristal liquido (H2O)37, estado mesomórfico; que es el estado que mantiene dichas cualidades ordenadas manteniendo una forma geométrica como los cristales, además adquieren propiedades ópticas, de tal manera que pueden transmitir, clasificar y guardar una memoria de cualquier señal que reciba de una longitud de onda vibratoria determinada; cuando las células pierden su capacidad de transformar el agua normal, en agua cristal liquido, que generalmente es cuando vamos envejeciendo o bien, por algún error genético, la célula va quedando aislada sin poderse comunicar; así mismo es importante saber de la existencia de las magnetitas ferroso-férricas en forma de red y que entrecruza todo tejido vivo.
 
Tenemos el conocimiento de la existencia de las magnetitas, este trabajo de investigación se dio a conocer en México en 1986 en el congreso científico de medicina, se tiene de ello la memoria y un trabajo televisivo, pero las investigaciones se iniciaron desde 1968 junto con el descubrimiento del agua en forma de clatratos (H2O)37 conformándose así el descubrimiento del cuerpo magnético y su ingerencia en la salud.
 
Desde 1978 las investigaciones se enfocaron en las enfermedades autoinmunes suponiendo que la degeneración que sufre la colágena podía deberse a una falta de la producción de cristales líquidos degenerándose éste tejido progresivamente, esto tiene como base que el tejido conjuntivo contiene mayor cantidad de agua y esta debe de estar en forma de clatrato (H2O)37 entre las terminales e interfase de los aminoácidos que conforman la colágena, la deficiencia de la célula en la transformación del agua normal a (H2O)37 pudiese obedecer a causas genéticas que se ponen de manifiesto por desequilibrios emocionales. Tomando esta propuesta se tuvo mucho éxito en la mejor calidad de vida de estos enfermos así como otras enfermedades degenerativas.
 
En 1993 se constata la existencia de magnetitas dentro de los seres vivos por científicos de diferentes partes del mundo, tal es el caso de Charlene Crables y de Kirs Chvink. Ambos científicos localizan las magnetitas primero en el cerebro y luego en todo el cuerpo, utilizando aparatos de alta precisión.
 
Toda enfermedad empieza por un desequilibrio de nuestro cuerpo magnético o la ausencia de cristales líquidos, por lo mismo creemos que es necesario recuperar el potencial de la célula para transformar el agua normal H2O en agua (H2O)37, ya que a medida que la célula envejece se pierden estas capacidades. Además de reparar o reorganizar los campos magnéticos integrados dentro de nuestros tejidos para conservar la salud física y mental. Esto se puede realizar por cualquier alternativa médica llámese acupuntura, biomagnetismo, reiki, etc. Ya que tienen ingerencia en el mantenimiento de este sistema que es el protector del cuerpo biomagnetico celular.



Dra. Esther del Río Serrano